Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de febrero, 2017

El laberinto de espejos

Cogió cuidadosamente las partes de madera que lo sujetaban. Se alzaba la cortina, todos expectantes y su personaje preparado.

Los hilos se movían de un lado a otro, cruzando entre los otros actores sin mucho sentido.
El titiritero se parecía bastante a su marioneta, su propio muñeco, el personaje del gran teatro. Aunque sus facciones eran muy similares, cambiaba la manera de andar, de sentarse, de hablar, de actuar...incluso de reír. De mirar el mundo.

Lo observaba desde su puesto, con una mirada en el exterior y otra en la vida real, ya que el muñeco obviamente no lo reconocía como suyo.
Se lo habían dado, como quien regala un par de gemelos para la camisa en una celebración, aquellos que seguramente no nos gustaban ni nunca nos pondríamos.