Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de 2016

Pinceladas olvidadas

Sola frente al lienzo queriendo plasmarme sin saber el comienzo

Pido a las hojas de otoño a la lluvia de abril y al recuerdo de antaño
Que me dejen recordar el color de mis sueños aquella felicidad esos anhelos
Pero la lluvia borró aquella pintura mi alma enterró dibujó la suya
Y miré con esmero Busqué recuperarla pero en el lienzo ya no quedaba

Atormenta mi cielo

Miro al cielo, me acaricia su calor, despejado está hoy debería ser consuelo
Pero ni yo sé porqué y a que espero mirando todavía al cielo
La varilla se adelanta y entonces sucede las nubes cantan mi rostro humedece

Y hace frío y se oye un trueno y sé que llueve y sé que quiero

Tormenta que arrastra, consume y luego marcha la que hace vibrar mi cielo y alma
Como nunca lo hicieron con aquel sol radiante cálido y seguro poco apasionante


Lo que quiero

Decirte con una mirada silenciarte con un beso saciarte de mi alma matarte de deseo


Cometa

Cometa entre estrellas que vuela  a solas en las tinieblas  se despide aunque duela  y comienza en la odisea

Un viaje largo le espera hasta disolverse cual arena  y aún  en el último instante, con la soledad se queda.

Lejos

Gotas de lluvia que surcan cristales algunas van solas otras a pares

Contra el frío cristal sin apenas consuelo esperando si viene su fiel compañero

Hasta evaporarse sola  pensando en que habría sido en aquel octubre  de no haber caído


Infinito

Parecía que en la cuerda no existía final el tiempo se consume cual vela no  hay momento de recordar.
Somos hilos desgastados  rotos y llenos de rabia que no deberían estar.
El tiempo se ve acabar pero en el camino a otros rompemos  en nuestro lugar.


Brisa

Pisadas en la arena que brisa y tormenta borraron sin pena de alguien que estuvo y hoy se lamenta

Tu orilla

Volver para sentir el agua por mis manos mi piel derretir el frío en mis labios
Volver para morir porque días sin mar son como vivir sin volver a respirar


Ayer

Y no quise ver más porque aquellos días inundaron mi corazón y recuerdos que ese tiempo regalaron



Te encontraré

Ahora pienso dormida
que si no puedo tenerte
para qué seguir con vida

atravesando el horizonte
he buscado en vano
con quien compararte
fracasé temprano

Busqué tu risa cerrada
Tu mirada sombría
Tu palabra callada

Solo encontré desilusión
y diez copas de vino
Pues veía tu reflejo
en cada rostro del camino



Destruyes

Acariciando su piel rocosa O con fuerza estrellando cambiando su ser Con la agonía de mi llanto
Y almas puras dentro de mis murallas que no han visto  tus crueles batallas
No pretendas destrozarme pobre corazón infame arrojando tus males pues nunca bondad  si digo verdad a mis profundidades traes





Mira

Cual margarita deseosa de convertirse en una rosa pero ve la parte hermosa sin apreciar la espina odiosa

Rota

Encontré una caracola en su día hermosa  se encuentra sola que vida dolorosa
Antaño tenía alma se marchó al ver a su pobre concha tan magullada
Golpes y pisadas pasaron ¿sin querer? o queriendo ¡a saber! esencias malvadas
Raguños y angustias que hicieron pensar al corazón cándido en no salir más
Destrozada y rota estaba la caracola abandonada ahora aceptando su derrota
Quise repararla No se dejó ese día pensando con temor que volverían a dañarla



Oculto

En ocasiones me exasperas con tu mirada fría y con los labios pronuncias palabras vacías

En ocasiones quiero ver como vas caminando y tropiezas sin saber con mi odio esperando

En ocasiones pienso en el rencor tan intenso que a tu alma proceso Y aún más te detesto

En ocasiones deseo verte perecer en la noche fría y que puedas al menos sufrir mi agonía

¡Vete con tu veneno! ¡Vete cual flor marchita!  Pero vete porque te amo más que a mi vida





Entrevista: Tras la guerra civil | La historia a nuestro alcance

Buenos días,
Como ya sabemos, el ser humano tiene la innegable necesidad de conocer. Quiere saber lo que esta pasando en este momento, quiere saber lo que va a pasar en el futuro, aunque...también quiere saber que es lo que ya ha pasado.
Pero muchas veces nos encontramos con que tenemos que recurrir a material de terceros para encontrarlo, o documentos de hace un siglo que lo puedan verificar, así que...¿porque no aprovechar nuestro propio material para averiguar el pasado?
De esta manera, he traído a mi abuela, que vivió la dura etapa de la posguerra, como muchos otros de nuestros mayores que vivieron esa época. ¡Vamos allá!

>Buenas tardes, gracias por recibirnos...tenemos preparadas unas preguntas para responder¿preparada?

>Claro

>Vamos a retroceder un poco ¿Recuerdas como se enfrentaron tus padres a la guerra?

>Mi padre se fue a la guerra y no volvió nunca. Nos mandaron una carta donde ponía que lo dieron de baja, mi madre se quedó esperándolo...cayeron muchos, y segurame…